MORTIFICACION

El año 1826, Todi tributó magnífico homenaje al hijo ilustre de la ciudad, abogado y senador, Jacopone. El festeja­do iba con su esposa que era la reina de aquel día, cuando de repente… la tribuna se derrumba y sepulta a todos los asis­tentes, juntamente con la mujer de Jacopone. Todos corren aterrados para salvar a los desgraciados. Jacopone saca a su esposa, medio muerta de debajo de los escombros, quiere aflo­jarle los vestidos, quitarle el cinturón, pero la mujer se resiste con todas sus fuerzas. El esposo la lleva a un cuarto donde están solos…; allí le afloja los vestidos, y he aquí que bajo el pomposo traje de gala hay un tosco sayal. La mujer alza sus ojos hacia su esposo y susurra en voz baja:

– Esto lo he llevado por ti…

 

 

 

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *