MATRIMONIO

El siglo pasado había en Francia un profesor insigne, Federico Ozanam; Enseñaba en Sorbona, era elocuente, estupendo. Tenía un amigo, Lacordaire, que solía decir: Este hombre es tan estupendo y tan bueno que se hará sacerdote y llegará a ser todo un Obispo. Pero no. Encontró a una señorita excelente y se casaron. A Lacordaire no le sentó bien y dijo: Pobre Ozanam! También él ha caído en la trampa. Dos años después, Lacordaire vino a Roma y fue recibido por Pío IX: venga, venga, Padre ‑le dijo‑ yo siempre había oído decir que Jesús instituyó siete sacramentos. Ahora viene Ud. me revuelve las cartas en la mesa y me dice que ha instituido seis sacramentos y una trampa. No, Padre, el matrimonio no es una trampa, es un gran sacramento. Juan Pablo I (13 sept. 1978).

 

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *