CONTEMPLACION Y CONQUISTA

DANIADES, embajador de Atenas, cerca de Filipo, rey de Macedonia, alabó en cierta ocasión a su patria, Atenas, con gran entusiasmo, y la proclamó la ciudad más bella del mundo. FILIPO pidió al embajador que dibujara la silueta de la ciudad. Y cuando la vio el rey, exclamó: “He de poseer esta ciudad cueste lo que costare… “

El Joven Creyente, pug. 92 Tihàmer Toth,
S.E. Atenas, S.A.,XII Ed.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *