RENOVACION DIARIA DE LA CONSAGRACION A MARIA

Reina del Santo Rosario, yo renuevo mi consagración a ti y a tu Inmaculado Corazón.

Dígnate aceptarme, querida Madre, y usa de mí como lo desees para cumplir el plan de salvación que Dios Padre ha revelado en Cristo y que realiza en su Iglesia y en el mundo por medio del Espíritu Santo.

Yo soy tuyo, Madre mía, Reina mía, y todas las cosas que yo tengo son tuyas. Amén

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *