HEROISMO EN EL DEBER

Durante la guerra mundial, las balas alcanzaron a dos aviadores precisamente cuando regresaban a su campamento des­pués de un viaje de reconocimiento. El observador murió instantáneamente; el piloto, agonizante, todavía logró aterrizar en su campamento. os soldados corrieron a su ayuda. ¿Sabéis cuál fue la última palabra? Con frases entrecortadas iba describiendo las posiciones del enemigo, y con el gesto indicó la máquina fotográfica que estaba en entre las manos del compañero. A mediodía fueron enterrados los dos; pero al mismo tiempo el ejército ganaba dos posiciones enemigas. ¡Qué héroes más admirables del cumplimiento del deber!

 

El joven de carácter, pág. 209 Tihàmer Tóth Sociedad de Educación Atenas, S.A. 20a Edición

 

 

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *